Inicio / Cultura / Una de las películas del Fesaalp
Se proyectó “Regreso a Coronel Vallejos”, un documental de Carlos Castro

Una de las películas del Fesaalp
Se proyectó “Regreso a Coronel Vallejos”, un documental de Carlos Castro

El filme documental intenta deconstruir la relación del escritor Manuel Puig con su pueblo natal General Villegas, un pueblo marcado por “Boquitas pintadas” y “La traición de Rita Hayworth”. Fue proyectado por primera vez en La Plata en el marco del Festival de cine Latinoamericano.

 

El hall de la sala Select, en el Pasaje Dardo Rocha, esperaba ansioso la presentación del filme que hasta el momento había sido proyectado solo en las salas de capital. Su rodaje comenzó en el año 2001, un momento en el que el país, literalmente, se prendía fuego.

Después de “Alta Cumbia”, Carlos Castro vuelve para presentar “Regreso a Coronel Vallejos”, un retrato del lugar de origen suyo y de Manuel Puig: General Villegas. La voz de Patricia Bargero, una mujer nacida en el pueblo, es la que guía el relato. Años atrás ella se había ido a estudiar a Buenos Aires, y cuando volvió a General Villegas sufrió un accidente que la dejó parapléjica. En ese angustioso momento es cuando decide empezar a bucear por los océanos de Puig, a quien sorprendentemente no había leído jamás. Se enamoró.

Patricia va recorriendo las calles de General Villegas buscando piezas perdidas, ¿eran reales esos personajes que Puig describía en sus novelas? Los testimonios no tardaron en llegar. Muchos se sintieron identificados y en algunas ocasiones dolidos o atacados, siendo la prensa testigo del amor- odio que los libros de Puig producían. El filme cuenta con un excelente material de archivo que lo comprueba.

A medida que el tiempo fue pasando, la figura del escritor fue tornándose más tenue sobre todo para las nuevas generaciones. Los prejuicios y resentimientos sobre ‘el hombre que escribía inspirándose en chismes’ fueron cambiando y Puig es ahora leído en las escuelas.

La dirección y guión del film estuvo a cargo de Carlos Castro, con asistencia de Tatiana Zlatar, mientras que la producción fue de Gustavo Alonso, quien también participó en el guión.

El festival de cine latinoamericano fue capaz de reunir a cientos de realizadores, espectadores fanáticos o no del cine en tres sedes, toda una semana. Directores, guionistas y productores tuvieron la oportunidad de presentar sus películas. Las proyecciones, como años anteriores, estuvieron colmadas de un público que se renueva y que siempre quiere más. En el festival también hubo tiempo y espacio para el debate y la reflexión. Las organizadoras de “M: cine por nosotras” se sumaron a la propuesta encabezando una charla sobre el rol de las mujeres en el mundo audiovisual. En lo exposición se pudieron observar los alarmantes datos y estadísticas que dejan a la mujer en un posición desventajosa y desigual.

En ese sentido, el Fesaalp no es indiferente, apunta a una mirada crítica en cuanto a lo social, concibiendo al cine como una herramienta de visibilización ante las problemáticas que aquejan a América Latina. Con un fuerte compromiso lo dejan sentado en su editorial:

“Durante estos días vamos a compartir un cine que reclama Ni Una Menos, Fora Temer, cese al fuego, no más presos políticos. Que pone en valor otras voces, que emergen de los barrios, del encierro. Que recupera la cosmovisión originaria, la lucha por la Memoria, Verdad y Justicia, los lazos identitarios que unen Nuestramérica, Nuestra Historia y nuestro presente, en la búsqueda incansable del Hombre Nuevo. Acá estamos, el FESAALP 2017 en la ciudad de La Plata del 23 al 30 de septiembre, y nos preguntamos todos los días ¿dónde está Santiago Maldonado?”

Acerca de admin

También te puede interesar

Patrimonio cultural
Se inaugura la primera casa de arte de la ciudad

El fotógrafo y artista plástico José Luis Mac Loughlin ha convocado a un gran número …

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *